LOS DERECHOS LABORALES DE LOS EXTRANJEROS EN MÉXICO

                                                                                              Por Jade Alipio Valencia.

Nota preliminar.

En el presente trabajo de investigación se hace referencia a la Ley General de Población, misma que fue derogada al ser publicada la Ley de Migración (el 25 de Mayo del 2011), atendiendo a que al momento de su elaboración, aun no entraba en vigor el segundo de los referidos dispositivos legales.

1.1 EL TRABAJO COMO DERECHO FUNDAMENTAL

La denominación derechos humanos es un término utilizado en el lenguaje de todos los días en documentos constitucionales y convenciones, tratados y pactos internacionales.

Ha habido varias posturas respecto a ellos desde la Declaración de la Organización de las Naciones Unidas en 1948, entre las más conocidas están:

Noción iusnaturalista, con sus promotores como: Harold Laski, Morris Abram, José Castán Tobeñas  y en general exponen que los derechos humanos son inherentes a la personalidad del individuo y son anteriores a la existencia del Estado.

Noción iuspositivista, como tal surgen con su consagración en la norma jurídica de derecho positivo. Entre sus expositores encontramos a Gregorio Peces-Barba y Antonio Pérez Luño. Y son definidos como facultades que la norma atribuye a los hombres, por lo mismo le da la posibilidad de ser exigibles frente al Estado.  

Una tercer postura (no localizable en ninguna de las anteriores), es la propuesta por la UNESCO: los derechos humanos son: “una protección de manera institucionalizada de los derechos de la persona humana contra los excesos del poder cometidos por los órganos del Estado y de promover paralelamente el establecimiento de condiciones humanas de vida, así como el desarrollo multidimensional de la personalidad humana”. [i]

Siendo esta tercera la más completa ya que integra el contenido civil, político y económico- social del concepto.

Los tres ejes sobre los que descansa la concepción del derecho humano son igualdad, libertad y dignidad. En el tema que nos ocupa se puede identificar que todos los hombres tienen derecho a decidir (libertad) sobre la actividad que considere digna sin distingo de su raza, género o condición (igualdad).

En su connotación internacional, los derechos humanos se sustentan, conforme a la concepción de la ONU, en tres grandes principios: la autodeterminación, la igualdad y la no discriminación. Y de una u otra manera, ellos implican la libertad de trabajo.

1.1.1 ORIGEN Y EVOLUCIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS

Se cree que su origen se remonta al tercer milenio antes de nuestra época en Egipto y Mesopotamia, sin embargo, su aparición es soportable en la etapa de transición entre el feudalismo y el capitalismo. En un inicio fueron para restringir el poder absolutista del monarca y propiciar una esfera de protección de ciertos bienes fundamentales de los gobernados.

En cuanto a su formulación, son producto de la ideología liberal, del iusnaturalismo y de la influencia del pensamiento de la ilustración y el enciclopedismo francés. En su consagración, de las revoluciones burguesas, y la juridización de sus postulados en las constituciones de finales del siglo XVIII y principios del XIX.

Con el surgimiento de las constituciones aparece también el Estado de Derecho en sus inicios como Estado Liberal de Derecho y posteriormente como Estado Social de Derecho.

En su primera etapa, el Estado era quien dictaba las leyes y los métodos para hacer valer los derechos, sin mayor intervención por parte de los ciudadanos. Ya como Estado Social de Derecho, se potencializa la actividad económica individual, los movimientos sociales se multiplican y se postula el reconocimiento de los derechos de contenido económico y social, además de los ya reconocidos.

Se manifiesta que hay sectores sociales que requieren ser guiados por el Estado para lograr acceder a un estado de bienestar.

Así las modernas constituciones consagran la protección al trabajo, el derecho a la tierra, a la educación, y en general, derechos de orden económico y social.     

Cabe mencionar que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917 es la primera en el mundo en consagrar derechos de contenido económico- social en sus artículos 27 (derecho a la tierra) y 123 (derecho al trabajo). Y como medio de protección, el juicio de amparo.

Como consecuencia del reconocimiento de dichos derechos en varias constituciones a lo largo del planeta, la facilidad para internacionalizarlos se hace manifiesta a través de declaraciones, pactos y convenciones, pero también lo justifica el lograr una real protección contra cualquier violación por parte de Estados individuales.

1.1.2 FUNDAMENTO DE LOS DERECHOS HUMANOS

Al igual que la noción de los derechos humanos, en cuanto a su fundamento existen 3 teorías, una iusnaturalista, una iuspositivista y una hibrida o neutra.

Teoría iusnaturalista.

Sostiene que el hombre tiene derechos naturales, anteriores y superiores al Estado y que tiene su fundamento en la propia naturaleza humana. Toda autoridad debe respetar estos derechos pues son inherentes a la naturaleza del hombre y, por tanto, inviolables.

Una postura un poco más radical es la llamada iusnaturalismo racionalista, que indica que son derechos naturales creados por Dios y que el hombre descubre a través del raciocinio.

La ley reconoce estos derechos.

Teoría positivista.

Esta teoría no reconoce la existencia de derechos anteriores al Estado, el surgimiento de los derechos subjetivos se da con el nacimiento de la ley positiva, promulgada y sancionada por el poder público y en caso de inobservancia se puede acudir al propio Estado para hacerlos valer.

La ley otorga estos derechos.

Otra teoría (hibrida o neutra)  

No debe hacerse una confrontación sino una integración. La iusnaturalista tiene su esencia en el plano filosófico- jurídico, mientras que la iuspositivista lo tiene en el plano técnico- jurídico. Es cierto que los únicos derechos garantizados en la obligatoriedad de su cumplimiento y eficacia son los consagrados en las normas jurídicas positivas, creadas y respaldadas por el poder del Estado, pero también para ser expresado en un documento deben responder a un conjunto de principios y valores socialmente generados y aceptados.

1.2 MIGRACIÓN INTERNACIONAL Y GLOBALIZACIÓN

            La migración internacional se ha convertido en una característica intrínseca de la globalización.

Para pode entender mejor el planteamiento del problema, que viene como resultado de este proceso tan complejo llamado GLOBALIZACIÓN, analizaremos primero dicho concepto:

            “La globalización es un fenómeno moderno que puede ser analizado desde diversos ángulos. El término proviene del inglés globalization, donde global equivale a mundial. Por eso, hay quienes creen que el  concepto más adecuado en castellano sería mundialización, derivado del vocablo francés mondialisation.

            A grandes rasgos, podría decirse que la globalización consiste en integración de las diversas sociedades internacionales en un único mercado capitalista mundial”.[ii]

La mundialización económica es parte de los procesos de integración a los que ha dado lugar la globalización como un proceso irreversible del que ningún país puede ser ajeno. Este fenómeno vió sus inicios en la segunda mitad del siglo XX, fenómeno que trajo consigo un cambio profundo en nuestra sociedad y en el desarrollo de los países a nivel mundial con cambios económicos, políticos, tecnológicos, científicos y culturales, los cuales son hoy en día motivo de preocupación por la necesidad de transformar nuestros sistemas para una mejor adaptación y aplicación de las normas, velando por la protección y respeto de los derechos fundamentales de los individuos, en todos los entornos, no solamente el laboral.

 

1.3 EXTRANJERO Y GLOBALIZACIÓN

La figura del extranjero dentro del concepto de globalización es un elemento básico para dicha integración internacional. El desarrollo en los sistemas de comunicación ha traído como consecuencia la nueva mentalidad de un mundo más al alcance de todos, quiero decir con esto, que las distancias se acortan gracias a la tecnología y hay más y más movilidad de ciudadanos de diversas partes experimentando nuevos caminos y culturas.

El término  “extranjero” [étranger, en francés] proviene del latino “extraneus” y representa lo que es “exterior”, “lo de fuera”. El término también se refiere al natural de una nación con respecto a los naturales de cualquier otra y a toda nación que no es la propia.[iii] 

Francisco José Contreras Vaca, define al extranjero como “la persona física o jurídica que no reúne los requisitos establecidos por un sistema de derecho determinado para ser considerado como nacional”.[iv]

Está claro que esta es una definición por exclusión, pero es la definición que nos otorga nuestra Carta Magna en su capítulo III, articulo 33, el cual textualmente dice:

            Articulo 33. Son extranjeros los que no posean las calidades determinadas en el artículo 30. Tienen derecho a las garantías que otorga el Capítulo I, Título Primero, de la presente Constitución; pero el Ejecutivo de la Unión tendrá la facultad exclusiva de hacer abandonar el territorio nacional, inmediatamente y sin necesidad de juicio previo, a todo extranjero cuya permanencia juzgue inconveniente.

Los extranjeros no podrán de ninguna manera inmiscuirse en los asuntos políticos del país. [v]

Dichas cualidades antes citadas en el articulo 33 son las de ser mexicano, ya sea por nacimiento o por naturalización.

En México en general, la condición jurídica de los extranjeros se regula por leyes de carácter federal según el artículo 73 fracción XVI Constitucional, menciona que es facultad del Congreso el dictar leyes sobre nacionalidad, condición jurídica de extranjeros, ciudadanía, naturalización, colonización, emigración e inmigración.  

Debido a la diversidad común en nuestra vida globalizada, cada vez se torna más urgente aplicar la tolerancia ante ella; así como el respeto a la dignidad humana de los trabajadores, mediante la reivindicación de aquellos derechos que les han sido arrebatados o violentados por su situación migratoria irregular.

 

1.4 CALIDADES MIGRATORIAS DE LOS EXTRANJEROS EN MÉXICO

Los extranjeros ingresan al país de acuerdo con las siguientes calidades que señala la Ley General de Población.

A)   No inmigrante: Es el extranjero que con permiso de la Secretaría de Gobernación se interna en el país temporalmente, sin la intención de radicar de manera definitiva en México, dentro de alguna de las siguientes características:

a)   Turista (FMT)

b)   Transmigrante (FM6)

c)    Visitante (FM3)

d)   Ministro de culto o asociado religioso (FM3)

e)   Asilado político ( FM3)

f)     Refugiado (FM3)

g)   Estudiante (FM3)

h)   Visitante distinguido (FM-E)

i)     Visitante local (FM13 y FM8)

j)     Visitante provisional (FM3)

k)    Corresponsal (FM3)

B)   Inmigrante (FM2): Es el extranjero que se interna de manera legal en el país con el propósito de radicar en él, en tanto que adquiere la calidad de inmigrado, se aceptará hasta por cinco años y no puede estar ausente del país por más de dos años en el lapso de cinco años para el que se le autoriza su estancia; no se puede solicitar el cambio de calidad a inmigrado si permaneció fuera del país por más de 18 meses en forma continua o intermitente. Esta calidad migratoria tiene las siguientes características:

a)   Rentista

b)   Inversionista

c)    Profesional

d)   Cargo de confianza

e)   Científico

f)     Técnico

g)   Familiar

h)   Artista y deportista

i)     Asimilado

C)   Inmigrado (FM2): Es el extranjero que adquiere derechos de residencia definitiva en el país siempre que haya vivido legalmente en el territorio nacional durante cinco años en calidad de inmigrante, no se interrumpe la residencia si durante ese lapso no se ausentó del país por más de 18 meses. Solicite a la Secretaría de Gobernación, aunque el interesado se encuentre fuera del país, dentro de los seis meses siguientes al vencimiento de su cuarto refrendo y mediante declaratoria expresa de la misma.

Una vez obtenida esta calidad migratoria el interesado puede dedicarse a la actividad que desee siempre que no haya limitación expresa de la Secretaría de Gobernación; puede entrar y salir libremente del país pero si permanece dos años consecutivos en el extranjero perderá su calidad y también si se ausentará cinco años consecutivos en un lapso de diez años.

Esta calidad está regulada por los artículos 52 a 56 de la Ley General de Población y 110 a 114 de su reglamento.

 

1.5 DERECHOS Y OBLIGACIONES DE LOS EXTRANJEROS EN MÉXICO

Existen diversos derechos y obligaciones que los extranjeros deben cumplir al ingresar a nuestro país, entre los más importantes tenemos:

A)   Los extranjeros están sometidos a la legislación Mexicana.

B)   El derecho de los Estados para establecer, por medio de leyes, las condiciones de entrada y residencia de los extranjeros.

C)  Subordina a los extranjeros a la jurisdicción y leyes locales.

D)  Obliga a los extranjeros a pagar las contribuciones ordinarias y extraordinarias, siempre que sean generales para la población.

E)   Obliga a los Estados a que reconozcan el goce de las garantías individuales a los extranjeros.

F)   Faculta a los Estados para que por motivos de orden o seguridad, puedan expulsar al extranjero.

G)  Prohíbe a los extranjeros inmiscuirse en las actividades políticas del país receptor.  

1.6 MARCO JURÍDICO DEL EXTRANJERO EN MÉXICO

En la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos se consagran los artículos que garantizan los derechos de los extranjeros dentro de nuestro territorio nacional, los cuales son los siguientes:

A)   Articulo 1º. En los Estados Unidos Mexicanos todo individuo gozará de las garantías que otorga esta Constitución, las cuales no podrán restringirse ni suspenderse, sino en los casos y con las condiciones que ella misma establece.

Está prohibida la esclavitud en los Estados Unidos Mexicanos. Los esclavos del extranjero que entren al territorio nacional alcanzarán, por este solo hecho, su libertad y la protección de las leyes.

Queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas.

B)   Articulo 11º. Todo hombre tiene derecho para entrar en la República, salir de ella, viajar por su territorio y mudar de residencia, sin necesidad de carta de seguridad, pasaporte, salvo-conducto u otros requisitos semejantes. El ejercicio de este derecho estará subordinado a las facultades de la autoridad judicial, en los casos de responsabilidad criminal o civil, y a las de la autoridad administrdativa, (administrativa, sic DOF 05-02-1917) por lo que toca a las limitaciones que impongan las leyes sobre emigración, inmigración y salubridad general de la República, o sobre extranjeros perniciosos residentes en el país.

C)   Articulo 15º. No se autoriza la celebración de tratados para la extradición de reos políticos, ni para la de aquellos delincuentes del orden común que hayan tenido en el país donde cometieron el delito, la condición de esclavos; ni de convenios o tratados en virtud de los que se alteren las garantías y derechos establecidos por esta Constitución para el hombre y el ciudadano.

D)   Articulo 27º, fracción I…La capacidad para adquirir el dominio de las tierras y aguas de la Nación, se regirá por las siguientes prescripciones:

I. Sólo los mexicanos por nacimiento o por naturalización y las sociedades mexicanas tienen derecho para adquirir el dominio de las tierras, aguas y sus accesiones o para obtener concesiones de explotación de minas o aguas. El Estado podrá conceder el mismo derecho a los extranjeros, siempre que convengan ante la Secretaría de Relaciones en considerarse como nacionales respecto de dichos bienes y en no invocar por lo mismo la protección de sus gobiernos por lo que se refiere a aquéllos; bajo la pena, en caso de faltar al convenio, de perder en beneficio de la Nación, los bienes que hubieren adquirido en virtud del mismo. En una faja de cien kilómetros a lo largo de las fronteras y de cincuenta en las playas, por ningún motivo podrán los extranjeros adquirir el dominio directo sobre tierras y aguas.

E)   Articulo 32º. La Ley regulará el ejercicio de los derechos que la legislación mexicana otorga a los mexicanos que posean otra nacionalidad y establecerá normas para evitar conflictos por doble nacionalidad.

El ejercicio de los cargos y funciones para los cuales, por disposición de la presente Constitución, se requiera ser mexicano por nacimiento, se reserva a quienes tengan esa calidad y no adquieran otra nacionalidad. Esta reserva también será aplicable a los casos que así lo señalen otras leyes del Congreso de la Unión.

En tiempo de paz, ningún extranjero podrá servir en el Ejército, ni en las fuerzas de policía o seguridad pública. Para pertenecer al activo del Ejército en tiempo de paz y al de la Armada o al de la Fuerza Aérea en todo momento, o desempeñar cualquier cargo o comisión en ellos, se requiere ser mexicano por nacimiento.

Esta misma calidad será indispensable en capitanes, pilotos, patrones, maquinistas, mecánicos y, de una manera general, para todo el personal que tripule cualquier embarcación o aeronave que se ampare con la bandera o insignia mercante mexicana. Será también necesaria para desempeñar los cargos de capitán de puerto y todos los servicios de practicaje y comandante de aeródromo.

Los mexicanos serán preferidos a los extranjeros en igualdad de circunstancias, para toda clase de concesiones y para todos los empleos, cargos o comisiones de gobierno en que no sea indispensable la calidad de ciudadano.

F)   Articulo 33º. Son extranjeros los que no posean las calidades determinadas en el artículo 30. Tienen derecho a las garantías que otorga el Capítulo I, Título Primero, de la presente Constitución; pero el Ejecutivo de la Unión tendrá la facultad exclusiva de hacer abandonar el territorio nacional, inmediatamente y sin necesidad de juicio previo, a todo extranjero cuya permanencia juzgue inconveniente.

Los extranjeros no podrán de ninguna manera inmiscuirse en los asuntos políticos del país.

1.7 LOS DERECHOS HUMANOS LABORALES EN MEXICO

De tal manera que, de acuerdo con el artículo 33 constitucional, los extranjeros que se encuentran en territorio mexicano siguiendo con el precepto antes citado pueden gozar de las garantías que otorga el capítulo I de la misma ley.  Ahora bien, de entre las garantías individuales a que tienen derecho los extranjeros en México encontramos las plasmadas en el artículo 5º Constitucional que establece que, “A ninguna persona podrá impedirse que se dedique a la profesión, industria, comercio o trabajo que le acomode, siendo lícitos…”

Esto es, el derecho de trabajo, los derechos humanos laborales; Aquí cabría definir lo que es el derecho humano laboral: todo aquel protector de la dignidad del trabajador por el simple hecho de serlo, e incluye a los transmigrantes e inmigrantes que pertenecen al estrato de los trabajadores denominados ilegales, irregulares o indocumentados. En este sentido, cabe señalar que los trabajadores inmigrantes, sin importar su situación legal migratoria, al igual que el resto de los trabajadores y conforme a la normatividad internacional, deben disfrutar, al menos, de los derechos laborales fundamentales que, de acuerdo con la carta de los derechos humanos, sociales y económicos de la Organización de las Naciones Unidas, se resumen en la protección de los derechos al bienestar, la cultura, la educación y el trabajo, con el objetivo de reivindicarles una vida digna. [vi], así como la convención internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y sus familias (adoptado por México el 18 de diciembre de 1990 y publicado el decreto el 10 de febrero de 1999. Entró en vigor hasta julio de 2003), su existencia establece normas éticas y sirve como guía y estímulo para la promoción de los derechos de los migrantes en cada país, teniendo todo un apartado que de manera general habla acerca de los derechos de los trabajadores inmigrantes independientemente de su estatus legal. México la ratificó en 1999 y cuando un Estado ratifica la convención significa que la rama legislativa o creadora de leyes del gobierno de dicho estado adopta la convención y se compromete a incorporarla en sus propias leyes nacionales. [vii]

“Si bien al insertar los derechos humanos laborales en un sistema jurídico positivo, estos se fortalecen y constituyen una conquista para quienes se benefician de ellos, como lo es el caso del derecho al trabajo inserto en el párrafo primero del artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicano, esto no es suficiente, pues se requiere, además, el desarrollo de una cultura en la que se concientice a la sociedad sobre las bondades que para el país representa el respeto a la legislación del trabajo, y en consecuencia, a los derechos humanos laborales. Por esta razón, los derechos humanos protectores de los inmigrantes se definen como el conjunto de normas internacionales y nacionales que tienden a proteger, reivindicar o restituir a quienes han tenido que dejar su país de origen, los derechos humanos laborales violados en su perjuicio, independientemente de su situación migratoria en el país receptor.” [viii]

Entre los años 1931 y 1970 el flujo de trabajadores inmigrantes que vino a México fue tal que el país se vio en la necesidad de regular dicho acontecimiento. Así pues, la legislación laboral estableció restricciones al empleo de los extranjeros en México, tales como la que actualmente se encuentra contenida en el artículo 7º de la Ley Federal del Trabajo donde se limita el número de extranjeros a laborar en algún centro (10% de total).

Por otro lado, a partir de los noventas, ante los procesos de libre mercado internacional y la relación de México con los Estados Unidos de América, nuestro país inició un flujo migratorio de trabajadores en tránsito a la unión americana, lo cual provocó que el estado mexicano se enfrentara a un fenómeno migratorio que, a la fecha, ha tratado de controlar, aun a costa de violentar garantías individuales de los indocumentados.

De acuerdo con el contenido de las diversas normas que hablan acerca de los extranjeros en general, los requisitos para su admisión en nuestro país, su estancia, permanencia, actividades a las que pueden dedicarse, vamos que al no haber una ley de inmigración, las leyes que los regulan están plasmadas de manera dispersa en diversos cuerpos jurídicos. En lo concerniente a los derechos laborales que los protegen, hay únicamente dos artículos dentro de la Ley Federal del Trabajo en donde establecen lineamientos acerca de ellos y no habla claramente de los requisitos indispensables para establecer una relación laboral en nuestro país, de las calidades migratorias que deben demostrar para poder trabajar, la manera en la que deben prestar sus servicios, etc. Pero es claro que de acuerdo con las tesis dictadas por la Suprema Corte en relación a que pueden exigir el respeto a sus derechos ante las Juntas de Conciliación sin tener que demostrar su calidad migratoria y la cual establece que los trabajadores extranjeros tienen los mismos derechos laborales al igual que los trabajadores nacionales, independientemente de su situación migratoria. El patrón es quien debe tomar en cuenta si el trabajador que va a contratar es un trabajador regular o no ya que una vez que la relación laboral exista, el trabajador adquiere los derechos que la ley reglamentaria del apartado A del artículo 123 constitucional le otorga.

Ahora bien, el hecho de que se sobre-entienda que estos derechos están protegidos por la jurisprudencia dictada por la Suprema Corte de Justicia, no significa que los trabajadores no necesiten que dichos beneficios y requisitos se encuentren plasmados dentro de la Lay Federal del Trabajo, ya que sería el primer instrumento que buscarían si es que están planeando trabajar en nuestro país, o si es que ya son parte de una relación laboral y por alguna situación necesiten la protección de la ley.

De igual manera y de acuerdo con el precepto número seis de la Lay Federal del Trabajo, que a la letra dice: “Articulo 6º.- Las Leyes respectivas y los tratados celebrados y aprobados en los términos del artículo 133 de la Constitución serán aplicables a las relaciones de trabajo en todo lo que beneficien al trabajador, a partir de la fecha de la vigencia.” La situación de los trabajadores migratorios en México es regulada también por los tratados en los cuales México ha sido participe y ha ratificado. En ellos, nuestro país hace énfasis en el trato de igualdad que deben tener los trabajadores migratorios y en como nuestras leyes los acogerán y protegerán. La realidad dista mucho de esta letra plasmada: situaciones de total desigualdad, trámites burocráticos, amenazas por parte de sus patrones (de ser ilegales), amenazas de ser reportados ante migración si no hacen las cosas tal y como les dicen…

 

¿No es esto un tipo de esclavitud?

 

En estos tiempos de cambios y globalización, es importante ver la realidad como es. La migración no se va a terminar y por el contrario, es posible que sólo aumente por lo que las leyes de nuestro país deben armonizarse con los tratados y convenciones internaciones de los cuales México forma parte, firmando y reafirmando su intención de brindar a los trabajadores extranjeros un trato igualitario, mejores oportunidades de vida y porque no, certeza jurídica.

 

FUENTES DE CONSULTA

a)    Biblioteca

 

b)    Legislación

 

 

CITAS



[i]  UNESCO, Definición de los Derechos Humanos

Alemany Verdaguer, Salvador. CURSO DE DERECHOS HUMANOS, Bosch, Barcelona 1984. citado por García Becerra, José A. TEORIA DE LOS DERECHOS HUMANOS, UNAM México 2011.

 

[ii]  Globalización (s.f). Recuperado el 01 de Agosto de 2011, de

http://definicion.de/globalizacion/

 

[iii]  Extranjero (s.f). Recuperado el 01 de Agosto de 2011, de

http://html.rincondelvago.com/extranjeros-en-mexico.html

 

[iii]  Extranjero (s.f). Recuperado el 01 de Agosto de 2011, de

http://definicion.de/extranjero/

 

[iv]  Extranjero (s.f). Recuperado el 01 de Agosto de 2011, de

http://html.rincondelvago.com/extranjeros-en-mexico.html

 

[iv]  Contreras Vaca, F. J. loc. cit.

 

[v]  Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos

 

[vi] Declaración Universal de los Derechos Humanos (s.f) Recuperado el 17 de Agosto de 2011, de

http://www.cinu.mx/onu/documentos/declaracion-universal-de-los-d/

 

[vii] Convención de la Organización de las Naciones Unidas sobre Derechos de los Migrantes (s.f) Recuperado el 17 de Agosto de 2011, de

http://unesdoc.unesco.org/images/0014/001435/143557s.pdf

 

[viii] González Chávez, Ma. de Lourdes. González Gómez, Gabriela B. (2009) EL TRABAJO MIGRATORIO DE INDOCUMENTADOS EN MÉXICO. México: UNAM & Universidad Metropolitana. Recuperado el 17 de Agosto de 2011, de

            http://www2.colef.mx/migracionesinternacionales/revistas/MI17/n17-097-122.pdf